miércoles, 10 de febrero de 2016

Olvidos durante el cante

¡Hola a todos!

Algunos de vosotros, después de leer la segunda parte de mi ensayo ante el tribunal, me habéis pedido que os cuente si durante esa especie de examen organizado por mi preparador, me dejé algunos artículos por cantar y cuáles fueron esos artículos.

Antes de empezar la exposición de los temas, tenemos cinco minutos para hacernos un esquema y no dejarnos nada. Pues bien, os diré, y podéis hacer la prueba, que cinco minutos sólo dan para apuntarse el enunciado de cada epígrafe de cada tema y cuatro palabras clave. No da para más. Podéis probarlo y veréis que no os dará tiempo a más, con lo cual el esquema de ese día nada tuvo que ver con el esquema que me puedo hacer el día que sólo canto un tema, donde sí puedo ir apuntado epígrafes, apartados y subapartados, así como los artículos que se cantan en cada uno de ellos.

De esta manera podemos correr el riesgo de no cantar algún artículo o dejarnos algún subapartado del tema con los nervios del momento. En mi caso, y con los temas que me tocaron os diré qué me pasó.

- El primer civil que me tocó fue el tema 42 (La propiedad horizontal: naturaleza. La prehorizontalidad. Constitución: el título. Autonomía de la voluntad: estatutos y reglamentos. Contenido: derechos, obligaciones y limitaciones de los propietarios): es un tema muy teórico con muy pocos artículos con lo cual es difícil olvidarse de alguno.

- El segundo civil fue el tema 80 (Contrato de mandato: concepto. Elementos. Efectos del contrato. Extinción. Contrato de mediación o corretaje): este es un tema menos teórico y con más artículos (1709-1739 CC) en el cual por motivos de tiempo a veces hay que pasar directamente al derecho positivo, que es lo que está esperando el tribunal, que seamos capaces de cantar los artículos completamente literales, y “olvidarnos” un poco de la teoría. Este es un tema que a los preparadores (o al menos al mío) gusta pedir y es un tema que cuando lo estudias, lo estudias a conciencia, sabiendo que tiene muchas papeletas para salir el día del preparador.

- El tercer civil fue el tema 92 (Las capitulaciones matrimoniales: naturaleza, requisitos y limitaciones. Su modificación. La publicidad del régimen económico matrimonial. Donaciones por razón del matrimonio en el Código Civil): este también es un tema muy pedido por los preparadores y que casi siempre suele caer. También tiene artículos (1325-1343 CC) y desde mi punto de vista, nada difíciles, fáciles de recordar y con menos posibilidades de que se nos olvide alguno.

Cuando me estudio los temas, tengo siempre folios en blanco al lado para ir haciéndome un esquema que voy completando a medida que voy avanzando, de manera que cuando he acabado de estudiar el tema, tengo un esquema bastante completo, pero un esquema muy visual. Es decir, apunto los epígrafes, los apartados de cada epígrafe y los artículos que van en cada uno de ellos. De esta manera sé que artículos se cantan en el tema. Visualmente va muy bien porque de una manera rápida y sencilla sabes dónde colocar los artículos. Es un truco que a mí me funciona para no dejarme ningún artículo del tema (el tribunal los quiere oír todos, no vamos a cantar parte de las servidumbres legales y dejarnos luces y vistas, por ejemplo).

Pues bien de esta manera, el día del ensayo, a pesar de no poder hacerme el esquema que me hubiese gustado y apuntarme todos lo que se dice en el tema, hubo un par de artículos que me dejé por olvido, nervios, tener la cabeza en lo próximo que tocaba, o no sé yo. Por suerte no fueron muchos artículos y el tribunal apenas le dio importancia a esos olvidos.

Así pues, los artículos que me dejé fueron el 1723, 1731 y 183 in fine del tema 80. En las correcciones, el tribunal me dijo que mejor no dejarme nada, pero que llevando tantos temas y con los nervios, es muy normal dejarnos algo. Para ello es muy importante machacar mucho la estructura del tema y repasar los temas tantas veces como sea posible antes del examen. Cuanto más estudiado esté el tema, menos riesgo tendremos de dejarnos algo.

No os preocupéis si el día del examen os dejáis algo, siempre y cuando no sea algo importante, como por ejemplo que el epígrafe diga concepto, naturaleza y caracteres y nos dejemos la naturaleza.  El tribunal tiene en cuenta los nervios y no sabe qué tema tenemos, puesto que cada opositor tiene el suyo propio y no hay dos temas iguales, con lo cual el tribunal no puede saber si nos estamos dejando algo. Lo más importante es disimular esos olvidos de la mejor manera posible, aunque como os digo lo suyo sería no dejarse nada.

¡Mucho ánimo a todos! Gracias por leerme

Un beso!


María :) 

6 comentarios:

  1. Como siempre, intentaré poner en práctica todos tus trucos. Justo este tema de los olvidos lo comenté con mi preparador el lunes y me dijo lo mismo que tú. Estás a nivel experta ya :)

    Un besito muy gordo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja no te creas! Es q todas las dudas q tengo se las comento a mi preparador!
      Ya me contarás si así se olvidan menos cosas!

      Un besazo guapísima!

      Eliminar
  2. Utilizaré una hoja para ir apuntando como tu... puesto que es prácticamente imposible no dejarse nada... hay que ¡machacar machacar y machacar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás qué tal te va!

      Un besazo!!

      Eliminar
  3. Madre mía yo no soñé como sois capaces.como siempre os digo sois un ejemplo a seguir y tenéis toda mi admiración. Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja de ejemplo a seguir nada. Es práctica y hacer lo que me pide el preparador!!

      Un besazo!!

      Eliminar