sábado, 21 de noviembre de 2015

Así estudiaba, así, así. Así estudiaba que yo la vi

¡Hola a todos!

Hoy quería hablaros de los distintos sistemas de estudio y de cuál me funciona a mí, y no me refiero si al sistema de vueltas o el de arrastre, sino al sistema diario para memorizar temas y artículos.

Como es lógico cada uno tiene su forma de estudiar y ahí no me voy a meter. Pero sí es cierto, y seguro me lo vais a reconocer, cuando uno decide opositar tiene que cambiar su forma de estudio de toda la vida, la que hemos estado utilizando durante toda nuestra vida hasta llegar aquí, a la época OPOSICIÓN.

Hay muchas formas de estudiar, en casa o en biblioteca; directamente del libro o resumiendo las ideas importantes y haciendo esquemas; en voz alta o para nuestros adentros; subrayado con un montón de colores y post-its o prácticamente sin tocar los apuntes.

En mi caso hay una mezcla de varios de los anteriores. Nunca me ha hecho falta memorizar palabra por palabra con puntos y comas, con simplemente unas cuantas leídas profundas, a conciencia y entendiéndolo era capaz de desarrollar las preguntas de los exámenes (no soy ningún cerebrín, tengo una media normal, como la inmensa mayoría de los mortales) y relacionaba los conceptos e ideas y me quedaban unas preguntas bastantes decentes.

Pero al llegar el primer día de estudio de la oposición, estaba claro que ese sistema no me iba a funcionar, tenía que ser capaz de cantar todo un tema con fechas, autores, sentencias y resoluciones, en un tiempo determinado, y a eso había que sumarle que no solamente estaba la teoría (que bueno, más o menos la puedes sacar si lo has entendido) sino que también tenía que recitar artículos enteros del Código Civil. Aquí sí que había que memorizar puntos y comas. Cogí el CC y le eché un vistazo por encima y pensé, dónde te has metido, te tienes que memorizar este libro entero y si te dicen art. 1911 saber cuál es y cantarlo. Y así con todos. Pues os diré que se consigue y además es más fácil de lo que parece (será que ahora ya me lo sé).

Después de unos cuantos meses y años opositando, el sistema que a mí me funciona es el de estudiar en voz alta. A la vez que leo me escucho y las cosas se me quedan antes y mejor, y lo hago a base de repetir y repetir (por eso no suelo ir a la biblioteca). Empiezo por la primera pregunta y cuando creo que me la sé, la intento decir sin mirar, si sale bien, paso a la siguiente y así hasta que hago todo el tema y una vez que el tema está todo estudiado, lo canto entero.

Los colores los utilizo para diferenciar epígrafes de subepígrafes, autores y artículos. El resto del tema subrayo lo más importante con el mismo color siempre. A pesar de tener varios colores, no suelo utilizar mucho los subrayadores, prefiero los rotuladores normales porque quiero que el tema sea llamativo, no que me dé dolor de cabeza. Sólo utilizo los colores para diferenciar epígrafes y subepígrafes porque me gusta que el tema quede limpio a la vista, que sea fácil saber por dónde voy mentalmente cuando canto el tema, saber si estoy en el amarillo, rosa o azul. 



Respecto de los artículos, los estudio SIEMPRE del código, nunca de los apuntes. Y esto es un truco que me dio el preparador. Al haber artículos que se repiten a lo largo de todo el temario, si los estudiaba directamente del código ejercitaba la memoria visual y era más fácil acudir al artículo y cantarlo, independientemente de que se cante en el tema 30 como el 100. Y es verdad. Si por ejemplo me dicen art. 609, lo ubico rápidamente en el código y sé en qué temas se puede cantar. Para memorizar los artículos utilizo varios sistemas, si no son excesivamente largos o difíciles, los repito y repito hasta que salen (siempre en voz alta), pero si son largos o más difíciles, los escribo, me hago esquemas o dibujitos que me recuerden que ese artículo tiene varios apartados y no me puedo dejar ninguno (por ejemplo, el art. 334 CC).

Un método que utilizo sólo a veces y es con temas muy densos, pesados y largos, es grabarme con grabadora, así cuando no tengo nada que hacer me lo pongo y es como si tuviera la radio encendida (lo he hecho con servidumbres legales, declaración de fallecimiento, obligaciones del vendedor y legados, y tengo que decir que funciona).

Cuanto más estudiado y mejor asentado esté el tema, más fácil será recordarlo en posteriores vueltas y menos tiempo necesitaréis para repasarlo. He de reconocer que tengo buena memoria a largo plazo y me acuerdo fácilmente de las cosas, evidentemente no canto el tema perfecto, pero sí es cierto que necesito “poco tiempo” para recuperarlo de la memoria.

Cuando acabo vuelta y toca volver a empezar, lo que hago es leerme primero todo el tema y comprobar de qué me acuerdo (y es sorprendente ver que casi todo te suena). Acto seguido, me pongo a estudiar como si fuese la primera vez que lo toco (evidentemente cuantas más vueltas, más veces repasado y menos tiempo pasa entre vuelta y vuelta y es más fácil recuperarlo de la memoria).

En definitiva, creo que la mejor manera para estudiar y alcanzar la literalidad es a base de machacar y repetir una y otra vez hasta que salga bien, para que al final, nos pidan lo que nos pidan, lo digamos como si nos preguntasen cómo nos llamamos (ahí nunca dudamos y lo decimos sin pensar). Es, básicamente, echarle horas. Ese es el truco de la oposición.

Y vosotros, ¿utilizáis algún otro truquito? Espero que os sirva!

Gracias por leerme!

Un beso!

María :)



10 comentarios:

  1. Nos parecemos mucho estudiando! En la universidad hacía lo mismo que tú, de ahí que en la opo me cueste aún la literalidad, y también estudio en voz alta.
    Mucho ánimo con el día! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mer!! Gracias por tu comentario! A mí también me costó al principio conseguir la literalidad, pero a base de repetir y repetir se consigue. jajaja yo creo que más o menos todos estudiamos igual, al menos en la época oposición.
      Muchas gracias e igualmente!!

      Un beso!!

      Eliminar
  2. Muchas gracias por escribir sobre esto, Meri.
    Yo el "problema" que tengo es que me cuesta mucho estudiar por una letra que no sea la mía... y en pasar los temas a mi letra tardo bastante, pero también es una forma de que algo se te vaya quedando incluso antes de empezar a estudiarlo a fondo. Luego uso miles de colores porque a mi me va muy bien la memoria visual, y asignar un color a cada título o apartado, como también haces tú...
    Cada opositor es un mundo, lo importante es como dices, machacar y machacar... Un besito, guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay de qué, Sara!! Mis temas son los de mi preparador y también estaban con su letra. Lo que hice fue pasarlos a ordenador xq a mi también me cuesta estudiar de una letra que no es la mía. Ahora al tenerlos a ordenador, y con las reformas, me ha sido muy fácil adaptarlos, corto y pego lo que haga falta y a volver a imprimir. El pasarlos a ordenador ya es también una forma de que se te quede algo.
      jajajaj al final es encontrar el sistema que le va bien a cada uno.

      Un besito!!!

      Eliminar
  3. Hola Meri!! Yo la verdad es que hago una mezcla también de todo como haces tú aunque sigo un esquema bastante claro que es costoso, es decir, no muy productivo si tengo poco tiempo pero que me ayuda a fijar un montón los conocimientos. Empiezo con leer y subruyar palabras importantes. Luego subrayo con florescentes, de ahí hago esquemas y una vez terminado todo, memorizo. Ya veremos como sale el asunto jajajaja Un besazo amor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Shey! Cada uno tiene su método. Tengo una amiga que hacía lo mismo que tú y le iba muy bien!! Lo tuyo será más "costoso" como tú dices, pero el trabajar tanto el tema también ayuda mucho a machacarlo.
      Seguro que sale muy bienn!! ;)

      Un besazo cielo!!

      Eliminar
  4. yo tengo todos los temas grabados en mp3 y me funciona muy bien, tanto para estudiar como para repasar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!! pues es que funciona muy bien esto de grabarse los temas! Yo lo empecé a utilizar en economía de bachiller para selectividad y no lo volví a utilizar hasta las opos. Me alegro que uses este método y te funcione!!
      Mucho ánimo!!!
      Un besazo!!

      Eliminar
  5. Yo también soy de las de "en voz alta".Yo lo llamo "preguntarme el tema".
    Lo de la grabadora tb lo uso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja para mí es la mejor forma de estudiar. Me gusta eso de "preguntarme el tema". Yo me pongo una silla delante de la mesa y hago que es mi preparador que me está escuchando :)

      Un beso!!

      Eliminar