sábado, 13 de febrero de 2016

Los 7 males de la oposición

¡Hola a todos!

¿Cómo lleváis la semana? Hoy os traigo una entrada sobre las “enfermedades” típicas de la oposición.  Desde que empecé la oposición he ido “sufriendo” varias de estas enfermedades, todas muy típicas durante la etapa opositora.

Al principio de opositar las empecé a sufrir todas, una detrás de otra. Y no entendía por qué, si yo siempre había sido una chica muy sana, que casi nunca se ponía mala. Así que al principio, con miedo  a no poder estudiar como tocaba, se lo comenté a mi preparador. Le dije que sentía que enfermaba más que antes, cuando apenas salía de casa y me dijo que era muy normal. Que durante la oposición se sufren una serie de “enfermedades” o males y me dio una lista de las más típicas.

Los que llevéis poco tiempo estudiando quizás aún no las hayáis pasado todas, pero podéis casi dar por hecho que vais a pasar por todas o por la gran mayoría. Los que llevéis más tiempo opositando como yo, seguro que las reconocéis. Por favor, decidme cuáles habéis sufrido de toda la lista.

Pues bien, aquí va mi lista de enfermedades, o más bien, las que mi preparador me dijo como más típicas durante esta etapa de nuestra vida:

1) Palidez extrema o lo que se conoce como blanco flexo: es uno de los primeros síntomas de todo opositor. Pasarse una media de diez horas, seis días a la semana, encerrados en el opozulo sin apenas ver la luz del sol, tiene consecuencias. Es el blanco flexo o blanco folio. Es como si se nos reflejara en la piel. Si veis a alguien por la calle con un blanco casi enfermizo, con un blanco folio, es opositor. Seguramente lo sea. Confirmación de que lo sea si además va solo por la calle con la cara traspuesta y con un manojo de papeles en la mano (irá repasando de camino al preparador).

2) Vista: esta es otra de las consecuencias típicas de la oposición. Si no necesitas gafas, no te preocupes amigo, dentro de poco las necesitarás. Si ya las llevabas antes de empezar a opositar prepara la cartera porque cada año en cada revisión, tendrás que cambiar los cristales. Las dioptrías suben como la espuma. 

3) Espalda y cervicales: quién no acaba el día con algo de dolor de espalda, sobre todo, la zona de los riñones. Tener una buena silla es muy importante. Tenemos que estar cómodos para estar tantas horas sentados. ¿Y qué me decís de las cervicales? Yo sufrí mucho de cervicales al principio por tener siempre la cabeza hacia abajo. Así que aquí os prescribo un atril para tener la vista recta hacia el frente y no forzar una postura que no es natural. 

4) Migrañas y/o dolores de cabeza: esta también es una de las dolencias típicas de la oposición. Por suerte yo no las sufro apenas, pero es normal acabar el día con dolor de cabeza, el cerebro debe de estar a punto de explotar con tanto que lo hacemos trabajar. Para ello también es muy importante la luz que usemos. En mi caso, una luz muy blanca me provoca dolor de cabeza, prefiero algo más cálido, aunque no es muy bueno para estudiar tantas horas.

5) Tendencia a engordar: bueno, bueno, bueno… ¿qué me decís de esto? Si no cogemos un par de kilitos durante la oposición, es como que no somos verdaderos opositores. Todo el día sentados en una silla sin apenas movernos, los nervios, la tensión, la ansiedad del examen… por eso es muy importante que al final del día nos movamos algo, salir al menos 20 minutos a andar a paso ligerito con la ayuda de una buena alimentación mantendrán esos kilos de más a raya o al menos, no iremos a más.

6) Cansancio psíquico pero no físico: esta “patología” va en relación con la anterior. Después de todo el día estudiando estamos cansados, agotados. Pero es un cansancio mental que hace que al meternos en la cama nos cueste dormir porque nuestro cuerpo, a nivel físico, no está cansado. Por eso, si hacemos algo de ejercicio agotamos también a nuestro cuerpo y enseguida caeremos en brazos de Morfeo y conseguiremos un sueño profundo que nos ayude a descansar de verdad.

7) Vulnerable a los resfriados varios: y por último uno de los males más típicos de la oposición. Entrar en un estado de resfriado continuo durante todo el inverno. El pasar todo el día estudiando, sin apenas salir a la calle hace que nuestras defensas no se fortalezcan y no trabajen para protegernos de los diversos virus que pululan en invierno. Entran en una especie de confort. Por eso es importante tomar vitaminas, propóleo o lo que sea que os vaya bien para dar ese refuerzo a nuestras defensas y tenerlas preparadas para trabajar.

¿Cuántos de estos males sufrís o habéis sufrido? Espero que os haya gustado.

Gracias por leerme!

Un beso!


María :) 

16 comentarios:

  1. Tal cual, acabas pasando por cada una de ellas!!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja yo estoy entrando en el segundo resfriado del invierno.

      Un beso!

      Eliminar
  2. Me siento muy identificada! SObre todo con las dioptrías, voy a terminar como un topillo.

    Recomiendo mil suplementar con Vitamina D3 y Vitamina C.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Muchas gracias! Yo ya tenía dioptrías antes de opositar, ahora tengo mucho más. En cuanto deje de estudiar me opero.
      Gracias por la recomendación! Seguro que más de uno a tomado nota.

      Un saludo!

      Eliminar
  3. Muy buena esta entrada. Me siento muy identificada... Estoy blanca como un folio, me estoy quedando topilla (el lunes elijo gafas nuevas porque me ha subido bastante), las cervicales mal mal... Menos mal q una vez a la semana el físio me deja como nueva y otra vez a la carga! El cansancio psíquico y los resfriados... Jajaja todo buen opositor lo entiende, pero por suerte no engordó ni un gramo, y eso que no dejo de comer , así que algo bueno saco de todo esto!
    Ánimo a todos, que pronto tendremos recompensa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta! Muchas gracias por tu comentario! jajaja mira el sábado por la tarde, después de haber publicado la entrada fui a ver a mis abuelos y mi abuela me dijo que estaba muy blanca, que si estaba bien, y mi respuesta fue "abuela estoy bien, es blanco opositor" jajaja
      Que suerte tienes de no engordar! Como tu dices algo bueno tiene! ;)
      Mucho ánimo! Seguro que esa recompensa llega!

      Un saludo!

      Eliminar
  4. Me ha encantado la entrada! Yo la verdad es que de momento he pasado por algunas de ellas, y veo que inevitablemente caeré en las otras jaja Esperemos que apruebe la oposición antes de que eso pase jaja Un besito enorme! Y disfruta mañana del merecido descanso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María! jajajaja después de esa super nota en tan poco tiempo de estudio seguro que apruebas antes de pasar por todas!

      Un besazo!

      Eliminar
  5. Me encanta la entrada!!! Y puedo decir que "lo tengo todo, papi" Jajajaja Un besazo, guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaj muchas gracias!! Me parto!! Yo también lo tengo todo!!

      Un besazo!!

      Eliminar
  6. Totalmente de acuerdo! Respecto a las enfermedades, dolores de cabeza, espalda y resfriados varios, también es cierto que antes de la oposición no le dábamos tanta importancia, porque con ellos, podíamos hacer todos nuestros quehaceres: ir a la universidad, salir a tomar algo... Estudiando nos limita bastante y x eso lo tenemos más presente, xo sí, tb es cierto que somos más vulnerables.. Y respecto a engordar... Yo no sé si es la edad, si es que ha llegado el momento de que esto ocurra, o si es la oposición, o la combinación de todo lo anterior, pero desde que oposito lo que antes estaba en su sitio, ya no lo está y x supuesto, ha aumentado de tamaño, teniendo en cuenta que me paso el día sentada y lo poco que me muevo es xa ir a la cocina a picar algo, xq claro, antes tenías hambre, mirabas el reloj y pensabas, bien, solo queda media hora de clase, luego a comer! Ahora con hambre, no se puede estudiar!!!!
    Muy buena entrada, maría! Un bso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Quizás tengas razón cuando dices que antes no le dábamos importancia, pero creo también influye el vivir en una especie de "burbuja" y que nos hace más vulnerables al mundo exterior.

      Un besazo!!!

      Eliminar
  7. Yo vivo en un resfriado continuo! Llevo cinco meses opositando y ya me entró la tos en tres cantes! El dolor de espalda también lo padezco y la vista...ya tengo miopía, cualquier día me subirá. Lo único bueno es que engordar nada, de hecho adelgacé, y eso que antes hacía muchisimo ejercicio y ahora nada, será por los nervios, ni idea. Me ha gustado el post, así veo que no soy tan delicadita como pensaba jajaja
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura! Muchas gracias por tu comentario! Fue escribir esta entrada y me he pasado una semana y media con gripazo que apenas he podido estudiar!
      No engordar durante la oposición es toda una ventaja! :)
      Jajaja tranquila que no eres tan delicada, son gajes del oficio!! :)

      Un beso!!

      Eliminar
  8. Apunta ciática! Que me la han diagnosticado también... pero sí... menos engordar porque parece que quemo todo estudiando las he cogido todas jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja madre mía!! Esperemos no tener que apuntar nada más a la lista de las opoenfermedades!

      Un besazo!!

      Eliminar