miércoles, 9 de marzo de 2016

Organización pre-examen. Los días previos

¡Hola a todos!

Muchos de vosotros estáis a menos de una semana para el examen, ya sea el test u oral. Eso hace que el nivel de nervios haya aumentado considerablemente en los últimos días y con ello el querer estudiar y repasar cuanto más mejor.

Como siempre, os cuento mi experiencia, qué hice y qué fue lo que me pasó. En mi caso, al no haber examen tipo test, sino que los dos primeros son orales y lo más importante para el tribunal es la literalidad, me pasé hasta el mismo día de mi examen repasando.

El trabajo ya estaba hecho. Los temas ya tenían que estar estudiados después de tantos meses, sin embargo, al ser tan importante la literalidad y haber temas tan pesados como las siempre queridas servidumbres, la tutela, el contrato de depósito, etc suele ser recomendación de los preparadores repasar esos temas el día antes del examen o incluso la misma mañana (los orales en esta oposición suelen ser por la tarde) y tener frescos los artículos y en el caso de que sean los temas que nos toquen, fallar lo menos posible en la literalidad.

Pues eso es lo que hice los últimos días antes del examen. A pesar de no saber muy bien cuándo me iba a tocar, porque como sabéis, convocan de un día para otro, la última semana, estuve repasando los temas de más artículos, los que me costaban más, los que sólo había derecho positivo.

Durante la última semana, no es que me lo tomara a la ligera, ni mucho menos, pero sí es verdad que no estaba hasta las tantas estudiando. Como digo, el trabajo ya estaba hecho. Tenía la sensación de que cuánto más estudiaba, más me costaba recordar el tema, tenía la sensación de no saberme nada.

Se lo comenté al preparador y me dijo que no forzara la máquina. Que repasara aquellos temas que yo veía peores, pero sin forzar. Que no intentara meter todo el temario del primer ejercicio en un día. Aunque tuviese la sensación de estar a cero, era consecuencia de los nervios, la presión y por qué no, las ganas de pasar el examen y que se acabara esa situación de estrés, pero que los temas saldrían como cuando buscas un archivo en el ordenador. Yo no le creía mucho, pero fue así. En cuanto abrí la boca, los temas salieron solos. Pero eso ya os lo contaré otro día.

Con esto, lo que quiero decir, y siempre bajo la supervisión y recomendación de vuestro preparador, es que no os obsesionéis estos últimos días con los temas. Evidentemente, todo lo que podáis hacer estos días es un plus de cara al examen. Repasad aquello que más os cueste, aquello en lo que sabéis que podéis fallar. El trabajo ya está hecho, lo habéis estado haciendo durante todos estos meses anteriores.

Mucho ánimo a todos! Dentro de nada esto habrá acabado y podréis descansar unos días, que bien os lo tenéis merecido.

Gracias por leerme!

Un beso!


María :) 

6 comentarios:

  1. Muy bien expuesto, gran entrada amiga! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias corazón!!
      Ánimo!!

      Un besazo!!

      Eliminar
  2. Hola María, yo oposio a registros. Hace tiempo qe te leo pero nunca habia comentado. El caso es que vana a empezar ahora ya los examenes y me siento desbordada, tengo que ir más rápido y veo que no me sé nada. Estoy en mi peor época de la oposición con diferencia. Y más sumándole la angustia. Es que estoy pensando incluso no presentarme....después de 3 años de estudio y veo que no tengo nada cogidos los temas. Pienso que no me va a salir nada en el examen. En fin, que gracias por la entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Muchas gracias por lanzarte y escribirme!
      Por experiencia te digo que yo me sentía igual que tú. Una cosa es llevar 20 temas a la semana al preparador que los dominas y otra cosa es meter todo el primer ejercicio para los completos que siempre hay algo que falla o falta. Es muy normal.
      Como te digo, yo tenía la misma sensación y no confiaba nada en mí, sin embargo, mi preparador me decía que iba a ir bien, que tenía que ir bien. Tenía mucho miedo a bloquearme y que no salieran los temas o me equivocara de tema y cantar otro que no era.
      Fui por primera vez a examen cuando también llevaba tres años opositando y te puedo garantizar, que si sabes controlar medianamente los nervios, en cuanto le das al crono, los temas salen y salen de verdad. Yo me sorprendí a mi misma al ver que iba cogiendo el ritmo y a pesar de los nervios, la presión y todo eso, a medida que pasaban los minutos, me metía más en el examen y me sentía más cómoda.
      Mi consejo es, confía en ti, en el trabajo de estos tres años y verás como va bien. Sabes más de lo que crees! Ahora tienes mucha presión encima y te hace creer que no controlas ningún tema, pero no es así.

      Mucho ánimo!!! Y aquí estoy para lo que necesites!

      Un beso!!

      Eliminar
  3. Toda la razón!! Como dice mi madre: "no vas a hacer en un día lo que no has hecho en meses"
    No puedo estar más de acuerdo con lo que expones. Un besito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que las madres saben mucho! Tiene toda la razón del mundo!!

      Mucho ánimo!!

      Un beso!!

      Eliminar