miércoles, 28 de octubre de 2015

Organización pre-examen/ Habemus convocatoria II

¡Hola a todos!

Respondiendo a la petición de varios de vosotros, el post de hoy es acerca de la organización del estudio desde que publicaron la convocatoria hasta el examen. En mi caso seguí el que os comento más adelante, pero quiero dejar claro que cada preparador tiene su sistema y el hecho de que no sea como el que hice yo no quiere decir que sea peor.  Aquí no hay sistemas mejores o peores, sino el que se adapta mejor a cada uno y con el que cada uno se siente más cómodo.

Pues bien, ante tantos rumores de convocatoria, durante el verano del año pasado, tanto mi compañera como yo, dejamos aparcado el primer ejercicio y nos centramos en el segundo (si pasábamos el primer oral, habría muy poco tiempo para el segundo, no más de cinco meses, y no había que dejar pasar la convocatoria). Durante esos meses me dio tiempo a dar una vuelta y media al mercantil y una vuelta al hipotecario.

Justamente una semana antes de la publicación de la convocatoria, volvimos al primer ejercicio y como prueba, después de varios meses sin tocarlo, volvimos con diez civiles. En cuanto salió la convocatoria ya no había tiempo que perder y había que meter todo el ejercicio (135 civiles y 33 fiscales) y hacer todos los simulacros y completos posibles.

El sistema que siempre he seguido es el de vueltas, para mí es el más dinámico y menos aburrido y el que mejor se adapta a mi manera de estudiar. Tengo mucha memoria a largo plazo. Parece que no, pero cuando acabas vuelta y vueles a empezar, comprobar que te acuerdas de los temas y prácticamente salen solos es un subidón para el resto de semana y de la vuelta. Ahora había que combinar los dos sistemas, vueltas y arrastre. Y lo hicimos de la siguiente manera:

Estuvimos tres o cuatro semanas de vuelta con diez civiles y algún fiscal y a la semana siguiente acumulábamos las semanas anteriores y metíamos algún civil y fiscal nuevo, de manera que prácticamente nos encontrábamos con unos 40 temas de golpe. Hacíamos dos semanas más de vuelta y acumulábamos a todo lo anterior, de manera que después de Navidad nos plantamos con casi unos 70 temas. Ahora ya había volumen suficiente, así que empezamos con los completos (tres civiles y un fiscal en una hora) o bien cantar dos civiles seguidos (no eran todas las semanas, sino habríamos llegado demasiado cansadas).

A partir de aquí siempre mantuvimos los temas anteriores e íbamos añadiendo nuevos, unos ocho o diez a la semana, de manera que cada vez el número de temas era mayor y la posibilidad de ir a examen con todo el primer ejercicio se estaba materializando. Aquello que el preparador nos dijo que quería hacer y nos parecía una burrada, ya no era tan descabellado. Estábamos siendo capaces de llevar 80, 90 temas y mantenerlos en la cabeza. Más o menos, los dos meses antes del examen, dejamos de ir cada semana a cantar, íbamos cada quince días para así poder tener tiempo a repasar todos esos temas que llevábamos y no cansarnos en los cantes.

El tribunal publicó la fecha del día que empezaban los orales. El 20 de abril. Así que hicimos las cuentas como si nos tocase el primer día. Para el 20 de abril, tendríamos que ser capaces de ir con TODO el civil y TODO el fiscal. Durante todos estos meses estuvimos haciendo simulacros al menos una vez al mes.

Después de que se hiciera el sorteo y saber que no nos tocaba de las primeras, el preparador nos preparó para ese día de abril (el 20) un simulacro en el Colegio Notarial con un auténtico tribunal compuesto por cinco Notarios, para ir ensayando lo que iba a pasar de verdad. Hasta hicimos pasillo. Me tocó a mí esperar una hora fuera mientras mi compañera cantaba, entró ella primero. Quitando el día del examen de verdad, no he pasado tantos nervios en mi vida y eso que no me jugaba nada.

Después de este simulacro en el colegio, nuestro plan hasta el día del examen fue mantener todos los temas y perfeccionar, perfeccionar esos artículos que costaban más, machacar los temas de más artículos para que salieran perfectos y ganar tiempo al cantar. Corregir vicios, y sobre todo, darnos cuenta que habíamos llegado a la fecha prevista con TODO el temario del primer ejercicio, algo que parecía imposible unos meses atrás cuando se publicó la convocatoria. En definitiva, estábamos dando vueltas a diez días.

Este fue el plan que seguí los meses previos al examen. Ahora, leyendo estas líneas, considero que es una barbaridad. Nuestro cuerpo y nuestra mente son capaces de llegar a los límites más insospechados. Yo me reía cuando el preparador nos decía que llegaríamos a esto. Realmente creía que nos lo decía para motivarnos pero que nunca lo haríamos. Para mí era algo sobrehumano.

Que yo siguiera este sistema no quiere decir que sea el único, ni el mejor. Como he dicho al principio, cada preparador tiene su sistema y él os aconsejará lo mejor para vosotros. Espero que os haya servido como guía.

Gracias por leerme!

Un beso!

María :) 


14 comentarios:

  1. Hasta yo acabo de ponerme nerviosa sólo con leerlo! Eres una superwoman y lo vas a conseguir seguro!

    Me ha encantado la entrada :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja esa no era la idea de la entrada, sino todo lo contrario!!! Intentar "tranquilizar" que se puede llegar al día del examen con todo más que mirado y repasado!!!

      Muchas gracias Merchi! Ojalá de verdad lo consiga! Bueno, toda la opofamily!! Un besazo!!! :)

      Eliminar
  2. Vaya trabajazo que te has pegado, ¡seguro que obtienes tu recompensa después de tanto esfuerzo! :). Muchísimo ánimo, ¡te sigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja la verdad es que ahora lo pienso y me sorprendo a mí misma al recordar que lo hice. Todo lo que escribo lo hice, fueron muchos meses de mucho trabajo y esfuerzo. Se pasa mal, es verdad, lo tengo que reconocer. Aquello se convirtió en una rueda que no sabía parar y volver al ritmo de antes de todo eso me costó mucho. Ojalá lo consiga algún día y todo quede en anécdotas del pasado. Mucho ánimo para ti tb! El seguimiento es mútuo!! :)

      Eliminar
  3. Ostraaaas!!! Que campeona!!!! Estoy sgura de que tendrás tu recompensa! Una preguntita que horario de estudio hacias los meses previos al examen?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj muchas gracias!! La verdad es que es trabajo, pero ya lo dice el refrán, el que algo quiere algo le cuesta. Ojalá apruebe! De verdad q si!! :)
      Pues mira, intenté mantener el día libre el máximo tiempo, pero llega un momento (como un mes y medio antes) que el cuerpo te pide estudiar todos los días. Siempre he hecho entre 9 y 10 horas de estudio (8-14, 16-20) al final hacía casi una hora más por la mañana y entre media hora y una hora más por la tarde (por las tardes mi concentración está bajo mínimos).

      Eliminar
  4. Hola!!! Me parece un muy buen sistema! Yo de ordinario también voy con sistema de vueltas. Antes del examen solo hice más que concentrar cada vez más los temas (vueltas más cortas) pero lo de acumular los temas en "vísperas" del examen me ha sonado muy bien. Aún así, si no te importa ¿podrías poner un ejemplo? ¿Era una semana de vueltas y la siguiente acumular? Siempre me gusta aprender :)

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!! Gracias por tu comentario y tus preguntas. Yo también cada vez que acabo vuelta, la siguiente es con más temas y por lo tanto, más corta. Mi preparador haciendo cálculos consideró que así, mezclando los dos sistemas, era la forma de conseguir meter todo el temario y asegurarnos que no nos dejábamos nada por mirar y darnos esa "tranquilidad" antes del examen.
      Claro, te pongo un ejemplo, quizás no se ha entendido bien. Por ejemplo, semana 1: 10 temas, semana 2: 10 temas, semana 3: 10 temas, semana 4: los 30 anteriores más 10 nuevos. Semana 5: 10 temas, semana 6: 10 temas, semana 7: 10 temas, semana 8: últimos 30 temas más 10 nuevos, semana 9: todo lo anterior desde semana 1, es decir, 80 temas. A partir de aqui cada semana íbamos metiendo 10 temas nuevos, hasta hacer los 135 civiles. Una vez que los tuvimos todos, fue repasar e intentar mantenerlos a 10 días, es decir, repasarlos todos en 10 días y volver a dar otra vuelta, bajando a 7 días la vuelta semanas antes del examen.
      Como te digo este sistema fue después de que el preparador hiciera cálculos de cuántas semanas teníamos antes del examen y así encontramos la manera de meterlo todo.
      Espero que ahora se haya entendido mejor y haber respondido tus dudas!!
      Gracias por leerme!

      Un beso!!

      Eliminar
  5. Meri, me reitero...eres una campeona y muy pronto conseguirás tu objetivo... Me parece imposible tener en la cabeza tantísimos temas y tantos artículos literales, pero es lo que tú dices, no sabemos de lo que somos capaces hasta que, efectivamente, lo hacemos... Confieso que me he puesto un poco nerviosa al leerte, ya que mi convocatoria está a punto de caramelo, pero, como siempre, tus entradas son una fuente de motivación y el claro ejemplo de que, con esfuerzo, todo se consigue, tarde o temprano...
    Muchas gracias por escribir este tipo de entradas, me gustan mucho!
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merchii!! Muchas gracias!! Yo también creía que era imposible!! De verdad que nada de nervios, puede parecer que no se llega, pero con trabajo se consigue. Te lo digo de verdad! Lo que pretendo es todo lo contrario, demostrar que por muy imposible que parezca, se consigue y si además se tiene una buena planificación, sobra tiempo para repasar con más detenimiento.
      Muchas gracias a ti por leerme! Al menos a alguien les sirven mis entradas jajaj

      Un besazo!!

      Eliminar
  6. Yo lo que no entiendo es que una semana hagas 10 y otra 10 más 30 repasos!!! Osea lo mismo que la anterior pero 30 temas de repaso???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja ayy que desastre que no se me entiende!! Cuando hacía una semana de 10 temas, eran temas "nuevos" que llevaba tiempo sin tocar y necesitaba más tiempo para repasarlos y que salieran perfectos, pero cuando llevaba 30, eran los temas de las tres semanas anteriores que ya había llevado al preparador y se supone que están bien estudiados, están frescos, están en la cabeza de hace poco tiempo y es mucho más rápido y fácil repasarlos. Por eso la mezcla de diez temas y luego un acumulado de treinta. Pero bueno, como digo en la entrada, cada preparador tiene su sistema.
      Espero que ahora se me haya entendido mejor!

      Un saludo!

      Eliminar
  7. Muchisimas grcias por la aclaracion!!! Osea la semana de 30 eran todo de repaso y din meter ninguno nuevo no?!? Aiii sk digo sino que descompensado!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja de nada!! Siento que no se me haya entendido desde el primer momento! La semana de 30 principalmente era repasar lo ya llevado semanas anteriores e intentaba meter alguno nuevo, no muchos para no agobiarme si veía que me faltaba tiempo para repasarlo todo! La idea es ir metiendo cada vez más temas y para no meterlo todo de golpe lo hacíamos así. Combinando los dos sistemas!

      Un saludo!

      Eliminar